28 de julio de 2009

ESKUDANTZA de Ordizia


La ESKUDANTZA de ORDIZIA cumplió 500 años el pasado domingo. Las parejas casadas en el último año son el centro de la fiesta: los maridos entran en la plaza enlazados por pañuelos y tras el agurra, el desafío y el zortziko, reciben a sus mujeres -y su característico mantón de Manila que antiguamente servía a la jóvenes esposas para ocultar su embarazo- para danzar, juntos, el fandango y el Arin Arin.

Por cierto, en estos 500 años han sido sólo tres las ocasiones en las que los "santaneros" no han bailado la Eskudantza el día 26 de julio, festividad de Santa Ana: en la Guerra Carlista de 1876, en la Guerra Civil de 1936, y en 1996, tras el asesinato a manos de ETA de Isidro Usabiaga. Y es que tradición sin alma sirve de bien poco.

No hay comentarios: