30 de diciembre de 2009

Acabo de entrar en casa, quedar con mi amiga Ana es algo siempre impredecible, una gozada, pues. Han caído unos cuantos txakolis y algunos pintxos para hacer bulto, el resto, cháchara entre amigas, vaya par...! Es que no ha quedado político ni seglar con cabeza...


Mi amiga Ana, grande por fuera y por dentro, donostiarra ella, de sangre navarra, hace años que despliega su capacidad de seducción y trabajo por tierras sevillanas. La amatxo de mi tesoro, de Sahara...
Y como dice mi querido Enrique, bendita la Navidad  que acerca a las personas que uno ama. Amen.

18 de diciembre de 2009

Del blog de Juan Cruz. El País, 18 de diciembre 2009.

"Aminetu Haidar ya está en El Aaiún, después de un mes en el que su propia angustia ha regado el mundo, y sobre todo nuestro mundo, de preguntas sobre nuestra propia conducta con relación al Sahara, la colonia española que este país abandonó en 1975 en manos de Marruecos, tras la Marcha Verde. El esfuerzo de Haidar, que a veces ha sido entendido y a veces ha sido vapuleado, ha alcanzado un objetivo que acaso es la razón sentimental y política de su gesto: que no se olviden las reivindicaciones de sus paisanos y de su territorio, sobre una patria que ellos consideran usurpada. El esfuerzo de Haidar ha sido apoyado por muchísima gente, en las redes sociales, en persona, allí, en el aeropuerto de Lanzarote... Los que la han apoyado han sufrido también, aparte de la intemperie y otras calamidades, la incomprensión e incluso el descrédito; en eso han sido acompañados, en cierta manera, por funcionarios españoles que también han sido desacreditados... expresarán de algún modo su alivio porque al fin Aminetu haya logrado las garantías suficientes como para volver, sin humillación, orgullosa de la valía de su esfuerzo, a su lugar en El Aaiún. Pienso ahora en mucha gente que le apoyó, e imagino también el alivio que sienten al haber cumplido con lo que su conciencia les fue dictando a estos esforzados amigos que Haidar tuvo a su alrededor."


17 de diciembre de 2009

Versos fugaces

"En la lámpara que se enciende, en la lámpara que se extingue, en la casa de mis hermanos, escribo tu nombre, libertad."


Versos, fugaces tal vez, de un hermoso poema de Paul Elouard. Fugaces o no, que iluminen este frío y desapacible viernes de diciembre, tan lleno de Aminetu...

LO CONSIGUIÓ !!



LO CONSIGUIÓ !!
Aminetu vuelve a casa, con los suyos. Una sola mujer ha podido con el tirano. Ella y la fuerza de sus convicciones. No nos equivoquemos, ni España, ni Francia, ni EEUU, Moratinos, Clintons o Zapateros de horma estrecha... Aminetu Haidar. QUÉ MUJER!!! 
Hoy es, además,  un día especial para los musulmanes, hoy es el primer día del año en su calendario de lunas islámicas, hermosa coincidencia.... ay... 

8 de diciembre de 2009

Siempre con ellos...



Mi corazón está con ellos. Con Carmelo, Fefi, Manolo, Txomin, Fernando, Inés, Josu... que ahí siguen, desde hace 23 días, al pie del cañon, junto a Aminetu, haciendo grande eso de la solidaridad y la amistad más genuina. Han sido muchas horas de trabajo compartido, muchos días con sus noches en los campamentos de Tinduf, y en Tifariti, Bruselas o Madrid... conferencias, escritos y traducciones, reuniones parlamentarias y confidencias entre amigos... En fin, un camino recorrido y por recorrer que compartimos y en el que he aprendido tanto! 
Gracias Carmelo, y Fefi, y Manolo, y Txomin, y Fernando, e Inés, y Josu... gracias mil! Con vosotros, siempre. Os quiero y os admiro, ni os imagináis cuánto...

3 de diciembre de 2009

KLIK EGIOZU EUSKARARI

Hizkuntza gabe esaidazue nola irtengo naizen plazara?
Geure arima hiltzen uzteko bezain odolgalduak ez gara... 
Ez al dakizu euskera dela euskaldun egiten gaituena?


1 de diciembre de 2009

DIA MUNDIAL CONTRA EL SIDA


Unicef predice que el número de niños y niñas que ha perdido a uno de sus progenitores, o a ambos, debido al Sida ascenderá a unos 15,7 millones para 2010, mañana mismo. Huérfanos de Sida, enfermos de Sida, muertos de Sida, los olvidados, el cuarto mundo... Lo único que les diferencia de los enfermos del "mundo civilizado" es que éstos tienen nombre, tratamiento y, cada vez más, una mano firme a la que asirse. África, pobre y desahuciada, no.
Por todos ellos, sin distinción, un simple gesto: un lazo rojo para la solidaridad, nunca para el olvido.