6 de enero de 2010

Dia de Reyes, Enero 2009



Con niños pequeños la casa, a estas horas, era una locura. Digamos que hoy el tema está tranquilo, pero yo ya he echado un vistazo a mis zapatos. Año de libros, intuyo... los míos hablan de sotaventos y mareas escoradas, los del resto, ya se verá...

Y besos, me han traído muchos besos, algunos de muy lejos, mi mejor regalo. Y luego están los viejos amigos que vuelven en forma de mensajes y llamadas por Navidad y los nuevos, que han sido un tesoro inesperado...  ¿qué más pedir?

No hay comentarios: