30 de octubre de 2010

¿Has vuelto ya de la plaza...?

¿Has vuelto ya de la plaza? Yo acabo de llegar y he venido cargada de verdura de todos los colores, sin olvidar media docena de onttos, ya sabes que son mi perdición. Unos hongos enormes, frescos, cogidos esta misma mañana en algún txoko de Peñas de Aya, regalo de un casero amigo del aita que me quiere como si fuera su nieta la mayor o su hija la pequeña. Todavía huelen a bosque… Y el balcón de la cocina rebosa verde y color de campo, con la calabaza, los pimientos veteados y las acelgas de caserío que desbordan la cesta, y luego están los puerros, los tomates, los calabacines y demás. Y una gran berza rizada, tan grande que todavía no sé ni dónde la voy a poner. 
Pues sí, el balcón rebosa huerta y está precioso. Y esta noche ha llovido con ganas pero ha amanecido, contra todo pronóstico, seco y despejado, aire del sur, pero aún se siente la hierba mojada. Es este otoño del norte, impredecible, sorprendente, alocado…















Una conversación, palabra escrita, sugerencias...

No hay comentarios: