27 de noviembre de 2010

AGUR TERESA...

Después de toda una vida cuidando de los suyos, y un poco de los demás, este mes desapacible de noviembre, aunque no lo sabíamos, tocaba dejarles marchar.
Se nos ha muerto Teresa, hace sólo unas horas, la amatxo de Luis, mi compañero de randonnées, rutas y montañas, de mi querido Bortxi. Elena, que me dice la ama que no lleves almuerzo, que lo prepara ella... esos bocatas de tortilla de chorizo y jamón, grandes y jugosos, eran para su hijo pero también para mí... ay... no sé qué le voy a decir... ¿Qué decir? Que le quiero. Y que Teresa, también mi ama, se han ido junto a quienes se fueron antes, como si volvieran a casa. Y que duele, pero estamos aquí. Hay que seguir.

Urolategi’ Teresa anderea, ene maitia, goian bego. AGUR!




















‎"Del árbol de mi vida/ caen, una a una, las hojas./ Lo que hoy aún arde/ se extinguirá muy pronto./ Vendrá a inclinarse/ la madre sobre el niño./ Ver otra vez sus ojos quiero,/ su mirada es mi estrella/ ya puede todo lo demás borrarse,/ todo muere, todo quiere morir./ Sólo la madre eterna queda/ la que nos trajo./ Su dedo travieso escribe,/ en el aire huido nuestro nombre..."


-NOVIEMBRE de Herman Hesse-


No hay comentarios: