1 de noviembre de 2010

Y otros quisieron dejar con las cenizas, la memoria del amor...

Día de Todos los Santos, y santas, supongo. O Día de Difuntos, que nunca me aclaro, la verdad sea dicha. No sé si santas y santos haberlos haylos, ni sé tampoco dónde están o a dónde marchan las personas queridas que se nos mueren... ¿o tal vez no mueren?  Es que siento, íntima convicción, que mientras recordemos y amemos, a pesar del dolor y el vacío, siguen con nosotros, hoy y todos los días. De ser, eso es el cielo. 


"... y otros quisieron dejar con las cenizas la memoria del amor por un paisaje/ en el que transcurrió el breve instante de la felicidad./ Y sin embargo/ cuando voy a mirar lo que reza el mármol blanco/ o la piedra negra sobre piedra blanca/ la tierra me engulle/ o entra en mi cuerpo desde la planta de los pies/ al corazón que sigue moviendo el mismo amor a la madre/ a la hija/ al padre/ a todos los muertos inolvidados/ inolvidables... " 


Enrique Montiel dixit, como sólo un poeta sabe decir...


1 comentario:

Carmela dijo...

Dicen que descansan en paz...
Sigamos nosotros con nuestras luchas.
Un bico.