24 de febrero de 2011

Esto no puede ser no más que una canción...

No voy a ser nada original y reconozco, como la mayoría de quienes alguna vez la han escuchado, que es una canción sencillamente maravillosa. Cuando era una mocosa recuerdo que al oírla siempre decía para mí aquello de ojalá me llamara como ella... Enseguida aprendí que lo realmente importante es querer y que te quieran. Que eso de encontrar a quien te lo cante al oído, ya es otra historia. Algún día tal vez os la cuente. La mía, digo...




Esto no puede ser no más que una canción,
quisiera fuera una declaración de amor,
romántica, sin reparar en formas tales
que pongan freno a lo que siento ahora a raudales.
Te amo, te amo, eternamente, te amo...

Si me faltaras, no voy a morirme,
si he de morir, quiero que sea contigo.
Mi soledad se siente acompañada,
por eso a veces sé que necesito
tu mano, tu mano, eternamente, tu mano...

Cuando te vi sabía que era cierto
este temor de hallarme descubierto.
Tú me desnudas con siete razones,
me abres el pecho siempre que me colmas
de amores, de amores, eternamente, de amores...

Si alguna vez me siento derrotado,
renuncio a ver el sol cada mañana,
rezando el credo que me has enseñado,
miro tu cara y digo en la ventana:
Yolanda, Yolanda, eternamente, Yolanda...



Pablo Milanés, hoy y cada 24 de febrero... ZORIONAK!

No hay comentarios: