7 de julio de 2011

No importa dónde...

Merece la pena, vaya que sí... digo sentarse al borde de un muelle cualquiera, de una bahía cualquiera, no importa dónde, si cerca, si no, no importa, importa con quién... 
Y cuando sea que no, que no se pueda, guardemos más próximo aún a quien no podemos sentar a nuestro lado, dentro, muy dentro... sí,  justo ahí, donde tú sabes...


No hay comentarios: