25 de agosto de 2011

Promenade


El valle de Oiartzun es una belleza, lleno de caminos y recovecos que te llevan, colina a través, de un lado al otro del espejo. Ha sido un paseo largo y a buen paso, y al final, parada y fonda en Iriarte-berri, o sea sidra, chuletón y buena compañía, ni un solo pero. La gente que me falta, tal vez, aunque, de algún modo, siempre se vienen conmigo...

No hay comentarios: