21 de septiembre de 2011

ALZHEIMER, un día..

Ser feliz, sentirse feliz, depende, casi siempre, de los pequeños detalles, querer y que te quieran y poco más. Creo que la mayoría de las veces no hay otro secreto, por muy complicada e imperfecta que sea esta vida nuestra. Es por eso que olvidar que alguna vez quisimos y nos quisieron, no recordar ni saber que todavía nos quieren, es, cómo decirlo... el vacío absoluto. Y uno de sus nombres, tiene tantos... Alzheimer, una enfermedad maldita para la que no hay vida vivida y que pone freno a la vida por vivir. Hoy, dicen, es su Día Internacional, un día... 
Por favor... 
Que todos y el resto de los días lo sean también, que todos los días son lo más parecido a una cárcel, plena de amor en ocasiones pero cárcel al fin y al cabo, para cuidadores, familiares y enfermos. Aún así, no perdamos la esperanza. 


Querer y que nos quieran, no hay otro secreto... el cariño, el amor incondicional, el que no se mide, el que brota, se recibe, se da... siempre, siempre, siempre...

No hay comentarios: