11 de mayo de 2012

La Madre tierra

Primero fue polvo de estrellas, luego un golpe de agua y luz. Más tarde llegó el respirar de la vida, pura metamorfosis, la evolución animal, los sentimientos. Y ahí sigue, azul y seductora, girando sobre sí misma y alrededor del sol, danza invisible...
La mano que mece la cuna.
La Madre tierra.
Una superviviente.


No hay comentarios: