31 de julio de 2012

117 años de historia

"EUZKADI ES EL PRODUCTO DE LA CONCEPCIÓN FILOSÓFICA, DEL ACTO DE VOLUNTAD DE LOS VASCOS DE CONSTRUIR SU NACIÓN SOBRE LAS BASES DE SU PUEBLO, SU LENGUA, SUS INSTITUCIONES, Y SU PECULIAR GENIO CIVIL."
-Manuel de Irujo-
























31 de julio (1895-2012), 117 años nos contemplan este día de San Ignacio. Hoy, hace 117 años que el PNV surgió en Abando de la mano de Sabino Arana y Goiri para defender los intereses e inquietudes de aquellos vascos y vascas que percibían cómo sus particularidades, su cultura y lengua, su voluntad de seguir siendo colectivo vasco consciente, se ninguneaba en una España en la cual estaban geográficamente ubicados por azar de la historia. El PNV, disidente político en relación a la evolución de las fronteras que la historia dibujaba forzadamente a los vascos, cuestionaba y cuestiona supuestos intocables tabúes, como eran y son, los propios ámbitos de decisión. Un PNV que nunca pierde de vista el objetivo de que la evolución democrática de la historia política de las soberanías nacionales vaya en el futuro por caminos más fraternos, solidarios y de reajuste. Era, y es, el Euzkotarren Aberria, Euzkadi da-Euzkadi es la Patria de los vascos.
Pero el ciudadano, la estructura demográfica, social, económica y cultural ha cambiado. Las mutaciones en la composición y estructura del cuerpo electoral son enormes. Las circunstancias políticas mundiales, el entorno personal y social del ciudadano ha cambiado. La globalización, los flujos de personas y migraciones, los intercambios interculturales, las condiciones de vida de las futuras sociedades generadas por el imparable progreso de las nuevas tecnologías nos deparan un futuro desconocido e impredecible. Vivimos en un mundo de identidades compartidas, de pertenencias múltiples, de dependencias dispersas, de soberanías compartidas complejas y a veces de perfiles borrosos e indetectables. Ante esta realidad el PNV debe seguir conectando con la nueva sociedad civil, debe continuar ocupando la primera línea política centrada. Se trata, acorde con los tiempos, y conservando lo sustancial y útil, de continuar canalizando los intereses e inquietudes de los nuevos ciudadanos de la nueva calle.
De ahí la necesidad de estar vigilantes de lo propio, pero conscientes también de que no existe posibilidad de preservar lo particular si no es asumiendo lo universal, abriéndose e incorporándose a procesos de integración respetuosos con su propia idiosincrasia. EAJ/PNV nació a finales del siglo XIX como agrupación de aquellos vascos que más allá de la no aceptación del despojo político-institucional practicado en tierras vascas tras la abolición de los Fueros vascos por la fuerza de las armas y en nombre de la unidad de la nación española, afirmaron el ser nacional del Pueblo Vasco, proclamaron ante la historia su objetivo político, Euskadi, y se unieron para la consecución pacífica y democrática de los derechos políticos inherentes a tal condición. Hoy, 117 años más tarde, se plantea a la ciudadanía vasca un nuevo pacto de convivencia, una nueva negociación con España y un nuevo acuerdo amplio e integrador, superador del actual marco socio-político.
El 5 de marzo de 1949, en plena dictadura franquista, solamente diez años más tarde de finalizada la guerra civil con la victoria militar de Franco y el advenimiento del fascismo, por lo tanto en la más radical clandestinidad, el EBB de EAJ/PNV emitió una larga declaración que comienza así: En consonancia y afirmación de los derechos imprescriptibles de la nacionalidad vasca, consagrados muy especialmente por la Historia, el Partido Nacionalista Vasco proclama el derecho del Pueblo Vasco a expresar libremente su voluntad y a que su decisión sea considerada como la única fuente jurídica de su estatus político, lo que entraña el deber correlativo de respetar esa voluntad. El Partido Nacionalista Vasco, conforme a los principios de la democracia, acata y proclama solemnemente el deber anunciado. Nueve años antes, el 1 de octubre de 1936, José Antonio Aguirre y Lekube, el primer lehendakari del primer Gobierno vasco, manifestó solemnemente en el Congreso de Diputados de Madrid, una vez ya estallada la rebelión golpista del fascismo español: Os decimos con entera lealtad: hasta vencer al fascismo, el patriotismo vasco seguirá firme en su puesto.
Pues bien, la voluntad política por la que surgió y se desarrolló EAJ/PNV se revalida de nuevo, hoy y aquí, democráticamente, en libertad y en la más radical defensa y afirmación de una personalidad colectiva concreta, de una nación vasca a construir entre todos, de una Euskadi definida sobre la voluntad del conjunto de su ciudadanía y que se abre solidaria al mundo. Cuyo único límite es la voluntad de sus ciudadanos y ciudadanas expresada democrática y libremente en las urnas vascas.
El compromiso de que EAJ/PNV continúe sintonizando esa voluntad política con los sentimientos e intereses, ilusiones, problemas y necesidades de la ciudadanía vasca es un reto apasionante. El de seguir acertando. Pero para hacer frente a este reto, necesitamos incorporar a las realidades actuales aquello que nos ha caracterizado históricamente a los vascos. Hacer frente a este reto supone implicarnos en construir una sociedad vasca innovadora, capaz de adelantarse a los cambios, basada en personas formadas y conocedoras de la importancia del trabajo bien hecho, con fuerte sentido de la identidad de lo que nos es propio, con sentimiento de pertenencia a una comunidad y que comparte un proyecto a largo plazo.
De ahí la necesidad de nuevas herramientas. Una Euskadi cohesionada, un proyecto que compartamos gentes de diferentes sensibilidades, abierta al mundo y a la diferencia creativa, capaz de atraer personas de otros lugares que quieran desarrollar su talento y su creatividad entre nosotros y que se sientan atraídos por lo vasco. Garantizar la pervivencia y el desarrollo de la Euskadi autogobernada en el siglo XXI supone lograr que los valores que nos identifican y desarrollamos sean atractivos para los que quieran compartir su vida con nosotros.
EAJ/PNV entiende que el Pueblo Vasco, Euskadi, el Zazpiak Bat de las siete tierras vascas, es un Pueblo y una Nación con identidad propia en el conjunto de los pueblos y de naciones de Europa, depositario de un patrimonio histórico, social y cultural singular y que se asienta geográficamente en siete territorios actualmente articulados en tres ámbitos jurídico-políticos diferentes ubicados en dos Estados. Entiende que los vascos tenemos derecho a decidir nuestro propio futuro, tal como se aprobó por mayoría absoluta el 15 de febrero de 1990 en el Parlamento Vasco y de conformidad con el derecho de autodeterminación de los pueblos, reconocido internacionalmente, entre otros, en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
Termino con el primer lehendakari de Euskadi, José Antonio Aguirre: Hay que pensar que el futuro nos pertenece, pero que debemos prepararlo desde ahora. Hagamos navegable nuestra particular Itaca, ganemos las próximas elecciones autonómicas al Parlamento Vasco y conformemos un sólido, estable y eficaz Gobierno vasco de la mano del que será el próximo lehendakari de todos los vascos, Iñigo Urkullu. Un Gobierno vasco que pacte, que profundice el autogobierno y que gestione un programa de relanzamiento económico. Así pues, aquí, en Euskadi, de lehendakari a lehendakari, desde José Antonio Aguirre y Lekube a Iñigo Urkullu Renteria. Katea ez da eten, ez, ez da etengo ere.
José Manuel BUJANDA
Deia-Noticias de Gipuzkoa
31 de julio 2012



Mañanera. Y calor, mucho calor...
















29 de julio de 2012

¿Qui prodest?


El Gobierno español hace muchos años que abandonó a su suerte a los saharauis, que boicoteó su independencia y el derecho a ejercer su autodeterminación a través de un referendum, hace mucho tiempo que entregó el futuro de este pueblo hermano a un sátrapa, Mohamed VI, hijo de Hassan, hermano del alma del Borbón, dueño y señor de un régimen totalitario… Siempre, a la mínima ocasión, ha mirado para otro lado, sin condenar nunca, ni en el Parlamento ni fuera de él, la brutal y continuada represión de las autoridades marroquíes contra la población civil que habita en el Sáhara ocupado, torturas, desapariciones, asesinatos, juicios sumarísimos y sin garantías…  Y la misma mierda de Gobierno han sido, en esto, socialistas que populares. Unos y otros sacaban pecho enarbolando la bandera de la cooperación y la defensa del débil, cuánta generosidad... hipócritas!! Así las cosas, ¿qué quedaba por hacer? Pues cerrar este grifo y recortar drásticamente la ayuda humanitaria con destino a los refugiados saharauis de Tinduf. Y como estar inmersos en una situación de grave crisis económica brinda la coartada perfecta, la excusa ideal, sobran más explicaciones: de los dependientes que se ocupe la familia, de los indigentes las ONG y de los olvidados, también. Que se mojen su culo solidario que Papá Estado está para las cosas importantes, punto. De manera que tras los tijeretazos en materia de cooperación y ayuda al desarrollo sólo quedaba estrangular la moral de los movimientos solidarios y jugar una última baza: la del miedo. 


El Gobierno del PP, por boca de su ministro de Exteriores –por cierto, una de las pocas voces del ejecutivo que habla claro- afirma tener indicios fundados de que terroristas islamistas han puesto en su punto de mira a los extranjeros que trabajan en Tinduf. Tanto es así que, de improviso y voluntariamente, repatría desde los campamentos a cooperantes y solidarios españoles sin apenas margen de maniobra y, por no dar, ni siquiera dan explicaciones, ¿para qué? Es más sencillo recordar, como así lo ha hecho Garcia Margallo, el secuestro de Ainhoa Fernández, Eric Gonyalons y Rossella Urru  para justificar su decisión y de paso señalar que las autoridades del polisario encargadas de la seguridad en los campos fueron incapaces de garantizarla. Y así las cosas, cabe preguntar y preguntarse: si ya había peligro y el Frente Polisario no fue capaz de defender a los cooperantes, ¿por qué no realizar la repatriación de los españoles desplegados en Tinduf entonces, octubre pasado, después de los secuestros, y sí hacerlo ahora? Algo huele a podrido en todo este asunto que, al parecer, el último pago les ha salido por un ojo de la cara. Ah no, perdón... que el PP no paga secuestros. Ah, no, tampoco... que la vida humana no tiene precio. En qué estaría yo pensando...

El mensaje que el Gobierno ha dado con la evacuación por razones de seguridad de los cooperantes españoles es que o bien el Frente Polisario está contaminado o bien es vulnerable, y Argelia también, a las acciones del terrorismo de Al-Qaeda, que en Tinduf la situación es de alto riesgo para los extranjeros y que el peligro es cierto e inminente. Lo curioso del asunto es que sea sólo España y su Gobierno quienes lo sepan, aunque apuesto a que el amigo de Su Majestad está aplaudiendo a estas horas hasta con las orejas. Francia, Italia, Argelia, Mauritania...  nada saben de otras o más graves amenazas para activar una alerta especial.  Tampoco Medicus Mundi -que mantiene un contingente operativo en la zona-, ACNUR o el Banco Mundial de Alimentos, organismos que siguen con acciones oficiales y su gente desplegadas in situ, a los que nadie de entre las autoridades responsables de su seguridad, empezando por la Naciones Unidas, ha conminado a reforzar sus precauciones o abandonar el terreno porque las circunstancias han variado. 

Aunque lo realmente insufrible, amén del mensaje teledirigido del asunto, es la falta de información del Gobierno, la política del trágala. Porque, a ver –y dejamos a un lado la discusión sobre si está justificada o no la evacuación de los cooperantes- que me lo expliquen: ¿de dónde salen esas informaciones? ¿quién es la fuente, quién la autoridad de inteligencia que garantiza su veracidad? ¿sólo corren peligro los españoles, por qué? Y si es que no, ¿por qué no son evacuados el resto de extranjeros? ¿El peligro es sólo en Tinduf? O en su caso, ¿qué parte del Sahara es potencialmente peligrosa? ¿Van a evacuar a los solidarios de otras zonas?, ¿si, no, cuándo? Y el siguiente peldaño, ¿cuál será? ¿impedir tal vez que cooperantes y solidarios españoles puedan viajar a Tinduf? ¿van a dejar definitivamente solos a los saharauis? ¿a sus mujeres, a sus niños? 

Resumiendo ¿qui prodest?  Pues eso.



28 de julio de 2012

Erkoreka dixit. Sólo era una pose, la de Lopez digo...

SOLO ERA UNA POSE










"Si alguien abrigaba aún alguna duda, ya puede ir disipándola. Después de lo sucedido en estos últimos días, es evidente que, cuando Patxi López compareció con gesto solemne ante los medios de comunicación, para hacer saber a los ciudadanos que estaba en radical desacuerdo con el último paquete de recortes sociales que ha impuesto el Gobierno de Rajoy y que iba a hacer todo lo que estuviera al alcance de su mano para impedir que tuviera incidencia en Euskadi, se encontraba, en realidad, adoptando una pose electoral. Se trataba de hacer creer a los ciudadanos que pueden encontrar en él un  rompeolas sólido e indeleble, dispuesto a poner freno al violento tsunamique el Ejecutivo del PP ha puesto en marcha contra el Estado del bienestar y el autogobierno vasco.
La admisión a trámite del conflicto de competencia planteado por el Gobierno central contra el Decreto del Gobierno vasco que pretendía inaplicar en Euskadi el copago farmacéutico impuesto por el Ejecutivo de Rajoy para todo el Estado español, ha llevado consigo la suspensión del citado Decreto, que deja así de surtir efectos jurídicos hasta el momento en que el Tribunal Constitucional dictamine lo contraria. De manera que todas las ínfulas que se había dado Patxi López han quedado reducidas a la nada. El Decreto fue aprobado el 26 de junio y, un mes después se encuentra suspendido. No hacía falta ser un jurista muy avezado para suponer que iba a ocurrir lo que finalmente ha sucedido. Y estoy absolutamente seguro de que los servicios jurídicos del Gobierno vasco, advirtieron oportunamente a Patxi López sobre lo que previsiblemente iba a acontecer. Pero lo que a Patxi López le interesaba era la pose: “Yo soy el rompeolas que pondrá freno al tsunami desplegado por Rajoy contra el Estado del bienestar y el autogobierno vasco”. Y fascinado por el empeño, pasó por alto la advertencia de los letrados con la obsesión de obtener su minuto de gloria ante las cámaras de televisión. Pero todo ha quedado en nada. El suflé se ha desinflado en un mes.
Siempre me ha llamado la atención el furor impugnatorio que prendió en Patxi López en el momento mismo en el que Zapatero -su jefe- abandonó La Moncloa. Hasta entonces, nunca sintió la necesidad de llevar ante el Tribunal Constitucional las iniciativas del Gobierno central. ¿Por qué no lo hizo? A mi juicio caben dos hipótesis: a) que Basagoiti, de inveterada impronta centralista, no le permitía pleitear contra los poderes centrales del Estado por cuestiones competenciales; ¡hasta ahí podíamos llegar!, y b) que a López no le parecía pertinente enfrentarse a sus superiores de Madrid por un quítame allá esas pajas. Era preferible no incomodarse con Ferraz que defender esta o aquella competencia de Euskadi.
Es posible que algún alma cándida conteste a mi planteamiento, considerando la posibilidad de una tercera opción: que el Gobierno de Zapatero nunca impulsó una sola iniciativa que vulnerase las competencias autonómicas. Pero esta hipótesis ha de ser descartada de modo radical. No es defendible. Basta con repasar los recursos que otras comunidades autónomas gobernadas por socialistas interpusieron, en defensa de sus respectivas competencias, contra las normas y actos impulsados por el Gobierno de Zapatero.
Veámoslo con más detenimiento.
Patxi López y Zapatero han coincidido como gobernantes -aquél en Ajuria Enea y éste en La Moncloa-, entre mayo de 2009 y diciembre de 2011. Dos años y medio, largos. Durante ese período, el Gobierno vasco no interpuso un solo recurso contra las normas y actos promovidos por el Gobierno de Zapatero. Pero héte aquí que, otro presidente socialista -Josep Montilla, que encabezó la Generalitat de Catalunya hasta diciembre de 2010- interpuso, durante el lapso temporal en el que coincidió con López y Zapatero al frente de sus respectivas instituciones, nueve recursos. Sí, han leído bien: nueve. Donde López no veía -o no quería ver- vulneración alguna de los poderes atribuidos a Euskadi por el Estatuto de Gernika, Montilla, socialista como él, apreció hasta nueve casos de posible invasión de las competencias catalanas. Algunos de ellos, en relación con normas tan importantes como el Real Decreto-Ley 9/2009, de 26 de junio, sobre reestructuración bancaria y reforzamiento de los recursos propios de las entidades de crédito que, dicho sea de paso, fue impugnado, también, por la comunidad autónoma de Extremadura, que en ese momento estaba presidida por otro militante del PSOE.
Como se ve, el interés de Patxi López por la defensa del autogobierno vasco es muy reciente. Se remonta, como máximo, a la fecha en la que se produjo el relevo de Zapatero en La Moncloa. Hasta entonces, como he dicho, mientras otros presidentes autonómicos de filiación socialista defendían las competencias de sus respectivas comunidades impugnando, sin reparo, las normas y actos dictados por el Gobierno central, Patxi López se mantuvo con los brazos cruzados sin emprender una sola acción impugnatoria. Prefirió tener la fiesta en paz con sus superiores de Madrid que salvaguardar el autogobierno vasco.
Ahora ha anunciado la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra el Real Decreto-Ley 20/2012; el que priva de la paga de navidad a los funcionarios, incrementa el IVA y recorta la prestación por desempleo. Es otra pose electoral. Valga recordar que no impugnó el famoso Real Decreto-Ley de Zapatero que inauguró la triste etapa de los recortes, reduciendo el sueldo de los funcionarios y congelando las pensiones. ¿Significa esto que no llegará a presentar el recurso que ha anunciado contra el último decretazo de Rajoy? En absoluto. Seguro que lo hace. Y con fanfarria mediática, por supuesto. Lo que no dirá es que dejó sin impugnar el recorte de Zapatero de 2010. Y tampoco dirá -aunque sus asesores le alertarán sobre ello- que su recurso tendrá pocas posibilidades de prosperar, por la jurisprudencia de sesgo centralista que el Tribunal Constitucional ha ido sentando durante años, con la decisiva contribución de los magistrados que el PSOE -su partido- ha propuesto para formar parte del mismo."
                                                                                                                      JOSU ERKOREKA 
                                                                                     Publicado en su Blog - 26//07/2012                                                                                                                                                    

26 de julio de 2012

Axul-axula y de cuando en ves, un flor...


Axul-axula y de cuando en ves, un flor... 
Y este julio caluroso que colabora, viento sur y mirashielos. O sea, yo. 
Pues eso, como dicen en Onyarbi... axul-axula y de cuando en ves, un flor.