13 de diciembre de 2012

Urkullu Renteria' tar Iñigo Lehendakaria.

Bihotz-bihotzez, mila esker!

Eusko Legebiltzarrean, Eusko Jaurlaritzako Lehendakaria izendatuta izan ondorengo labur esandako hitzen zentzua osotasunean: ohore handi bat da niretzako Eusko Legebiltzarraren babesa jasotzea, Euskadiko Lehendakaria izateko. Nire bizi guztian irudikatu nezakeen ohorerik handiena da gaurko ekitaldi honetan jasotzen dudana. Hunkituta nago, erabat eskertuta. Eskerrik asko Euzko Alderdi Jeltzalea-ri ni poroposatzeagatik, eskerrik asko Eusko Abertzaleak Legebiltzar-Taldeari bere babesagatik, eta eskerrik asko beste legebiltzar-taldeei zuen begiruneagatik. Eta gogo biziz sentitzen naiz, ardura berri honetatik, gure Herriaren aldeko lanari ekiteko.

Atzo, egun osoa eman genuen Legebiltzar honetan gure proiektuak eta proposamenak eztabaidatzen. Ideia eta hitz asko bota eta jaso genituen ordu luzeetan. Nire gogoan, ariman eta buruan, ideia bat gelditu da nabarmenduta: "Akordioa".

Akordio hitza izan zen atzo denok gehien aipatu genuena. Orain guri dagokigu denok beharrezkoak ikusten ditugun akordioak lantzea, jorratzea eta lortzea. Hori da aurreneko egunetik, gaurtik bertatik, nire konpromisorik zintzoena : Euskadik akordioak nahi eta behar ditu, hau izango da Lenendakariaren lehen helburu eta nahia.

Siento una intensa emoción en este momento, tras ser elegido Lehendakari de Euskadi, de esta parte de uno de los Pueblos más antiguos de Europa, por este Parlamento Vasco.

Soy consciente de las dificultades del momento que vivimos. Siento la responsabilidad y la necesidad de convertir el desacuerdo y el sufrimiento en esperanza y voluntad de entendimiento. Acabamos de iniciar la primera legislatura sin la amenaza de la violencia. El Lehendakari José Antonio Agirre soñaba en 1936 con "reanudar una vida de libertad, de justicia y democracia". Hoy, gracias al esfuerzo de muchas personas, comenzamos la legislatura de la Paz y la convivencia. Un sueño que hemos de convertir en una conquista irreversible, edificada sobre los derechos humanos, la memoria justa y el reconocimiento de las víctimas.

En estos momentos las amenazas a nuestra libertad provienen de una crisis económica sin precedentes a la que tenemos que hacer frente con esos valores de "justicia y democracia". Nos esperan tiempos difíciles y habremos de tomar decisiones trascendentales. Pero no podemos permitir que esta crisis la paguen los más débiles, que sirva como disculpa para omitir los deberes de justicia y protección que forman parte de una sociedad avanzada, solidaria y decente. 

Vamos a afrontar este futuro juntos, asumiendo responsabilidades, compartiendo esfuerzos, porque si en algún momento los deberes de justicia, de justicia social, son importantes es precisamente cuando arrecia la dificultad. No les prometo nada que no pueda cumplir. Sí les prometo que tomaré las decisiones con equidad, que no dejaremos a nadie en el camino, pensando siempre en los más desprotegidos. Pensando especialmente en el futuro de nuestra gente joven.

Gazteak ez dira bakarrik etorkizuna, oraina ere badira. Legealdi honen hasiera hasieratik gazteak eduki nahi ditut gogoan. Gurekin nahi ditut, denok gurekin nahi ditugulako. Gazteen indarra, ausardia eta gogoa behar ditugu. Gazteen ideiak, proiektuak eta berrikuntzak nahi ditugu.

Euskadi "gaztetu" egin behar dugu. Eta hau, gazteekin batera lanean bakarrik lortuko dugu. Euskadi berri bat eraikitzeko aukera aurrez aurre daukagu. Hori da gu guztion aukera paregabea, elkarrekin egi bihurtu behar duguna.

La causa del Pueblo vasco se ha ido enfrentando a diversos retos y pasa hoy por fortalecer nuestro autogobierno, para hacer de Euskadi un espacio de crecimiento y solidaridad. Reivindicamos más espacio para tomar nuestras propias decisiones. Reivindicamos mejores instrumentos de autogobierno, porque hemos demostrado que queremos y sabemos ser protagonistas de nuestro destino.

Me identifico plenamente con una concepción ética de la política que siempre he vinculado a la figura del Lehendakari. El nuevo Gobierno debe favorecer un cambio en nuestra cultura política, demasiado dañada por años de enfrentamiento y división. Necesitamos recuperar esa disposición hacia el acuerdo que ha estado en el origen de nuestras mejores decisiones y con el que hemos superado situaciones comprometidas en el pasado. Todos y todas tenemos y defendemos nuestras propias convicciones, pero esa firmeza no nos debería impedir vernos a nosotros mismos con humildad y a los demás con respeto. En una sociedad democrática nadie es más que nadie, nadie lo sabe todo, nadie sobra.

Hemos llegado a la política con la vocación de servir a la sociedad. Eso supone fundamentalmente escuchar más y también preguntarse por la propia responsabilidad más que por los deberes de los demás.

Izpiritu honekin eman nahi diot hasiera garai berri honi. Denontzako gobernatu eta denon arteko akordioak landu eta bideratu, Euskadik eta Euskadin aurrera egiteko. Hau da gure Herriak espero duena. Hau da Lehendakari honek beti presente edukiko duena. Hau da egun berezi honetan, Eusko Legebiltzarraren aurrean, ohore eta ardura osoz hartzen dudan konpromisoa. Hitza ematen dut!

Eskerrik asko!




                                                                                Urkullu Renteria' tar Iñigo Lehendakaria.

No hay comentarios: