4 de junio de 2013

Un par de horas en La Real Isla de León...




































































2 comentarios:

Enrique Montiel dijo...

¿Y cómo que no avisaste? Perdiste un buen cicerone

etxegoyen dijo...

Queda pendiente... Que para estar a la altura del cicerone hay que tener algo más que tres horas mal contadas y robadas por ahí, así, sobre la marcha. Y entre nos, Lola ya me ha perdonado. Creo que Enrique Montiel padre, también...
A lo dicho, queda pendiente. Prometido!