19 de agosto de 2014

Espejo dormido




Duerme.

No temas la mirada
errante.
Duerme.

Ni la mariposa,
ni la palabra,
ni el rayo furtivo
de la cerradura
te herirán.
Duerme.

Como mi corazón,
así tú,
espejo mío.
Jardín donde el amor
me espera.

Duérmete sin cuidado,
pero despierta,
cuando se muera el último
beso de mis labios.



Federico García Lorca, poeta.
Asesinado de madrugada en el barranco de Viznar, Granada.
Hoy hace 78 años, espejo dormido...
Lux Aeterna!


No hay comentarios: