25 de abril de 2015

San Marcos, opilaren eguna.



                   Hasta hace poco más de medio siglo se celebraba en Irun la festividad de San Marcos, el día 25 de abril, con una procesión bendiciendo los campos para proteger las cosechas. Un año se recorrían los "montes altos" y otro los "montes pequeños". Como el recorrido duraba a veces todo el día la gente iba provista de comida. Ese es el origen de la opilla, que en un principio fue de pan, más tarde de una pasta especial que se denominaba piper-opilla y ahora de una tarta de bizcocho o de almendra.
La procesión iba precedida de un estandarte de San Marcos. También se llevaba una cruz de cerca de tres metros de altura adornada con una corona de laurel con frutas, mazorcas de maíz, hortalizas y espigas de trigo. El último portador de esta cruz fue don Fermin Sarasola, del caserío Auzokalte, fallecido hace unos años.
Cuando tocaba el turno a los montes altos la procesión salía de la iglesia parroquial y, atravesando el Paseo de Colón por los caseríos del barrio de Anaka y Ventas, se dirigía a las minas de San Narciso. Luego subía por los montes hasta Pikoketa donde todo el mundo se detenía a comer. El regreso se efectuaba por Zamora, Luberri y Martindozenea. Generalmente solía llegar al alto de Olazabal hacia las dos de la tarde. 
Cuando correspondía a los montes bajos la procesión salía de la iglesia a las seis y media de la mañana. Se hacía el mismo recorrido hasta las minas de San Narciso y luego, sin subir más arriba, se volvía a Martindozenea y Olazabal por Urunea y Luberri. En cualquiera de los dos recorridos, se rezaban responsos en las cruces del camino. La última cruz, estaba en Artaleku. Parte del cabildo esperaba en Olazábal, con cruz alzada y en el parque, donde actualmente están construyendo hermosas villas, aguardaban los niños del pueblo con sus opillas de pan. Cantando las letanías, se dirigían todos a la iglesia donde, después de bendecir las opillas, se daba por terminada la procesión de San Marcos.
El Ayuntamiento obsequiaba a los que iban en la procesión de San Marcos con varias arrobas de vino en pellejos que se repartía en Aritxulegi. Hacia los años 1891 y 1.892 al bajar de Arichulegi se perdieron en la niebla, los muchachos Miguel y Manuel Sánchez y Manuel Muiño. Sus familiares, al comprobar su desaparición, dieron parte a las autoridades e inmediatamente salieron todos los guardamontes en su busca pero nada pudieron conseguir pues la niebla era densísima. Al día siguiente el alcalde de Oyarzun avisó que los tres muchachos habían sido recogidos por un pastor de Arichulegi y que se dirigían a Irun acompañados de un agente municipal.

De "Diccionario del Bidasoa" de Luis de Uranzu
Revista EL BIDASOA -1959/10/31



23 de abril de 2015

Libros y libros... amigos...










































































Xavier, Guillermo, Enrique y sus demonalias, Enrique y su Camarón... ellos, sus libros y yo. 
Gracias, gracias, gracias...
Día de San Jordi 2015.

5 de abril de 2015

2016ko Aberri Eguna







































_____________ Gaur, bakoitza dagoen tokian dagoela, aberkide eta abertzaleok Aberri Eguna ospatzen dugu. Egunon guztioi! Herriz herri, mundu osoko herri guztietan eraikitzen da gaur gure Aberria. Mundu osoan pentsamendu eta aldarrikapen bera: “Euskotarren Aberria Euskadi da.” Duela 150 urte Sabino Arana jaio zen. Bere pentsamenduak bizirik dirau, bere Herria bizirik, herriz herri gure Aberria indartu egin da askatasunaren bidean. Gaur, bai fisikoki zein komunikazio tresnen bidez, lurralde guztietako abertzaleok elkartu gara. Euskadiko herri guztietatik etorriak, Aberri Eguna ospatzera. Herriz herri, egunean egunean, gure konpromisoa erakusten dugu. Horrek indartzen du gure Aberria. Harro esan dezakegu Sabinok hasitako bidea zabaldu egin dugula. Euskadi hazi egin da. Gure konpromisoa hori bera da: Kultura eta euskera hazi arazi. Ekonomia eta enplegua hazi arazi. Giza garapena hazi arazi. Gure Nazioa hazi arazi. Horrela eraikitzen da Aberria, herriz herri, herritar guztien garapena eta askatasuna bermatuz.
Nuestro Pueblo siempre se ha construido pueblo a pueblo. Desde la base, desde la persona que convive y quiere progresar en comunidad. Este año recordamos el nacimiento de Sabino Arana. Así lo hicimos en enero en Abando. Recordamos su compromiso con la cultura y el euskera. Su preocupación por el progreso económico y el desarrollo social. Su visión política y capacidad de organización. Su legado hoy recorre, pueblo a pueblo, toda la Nación vasca. Euskadi ha crecido y trabajamos para que crezca más. Esto nos distingue, compromiso al servicio de un objetivo colectivo: la libertad de Euskadi. Euskadiren askatasuna. Hau da gure ametsa. Gure zeregina, herriz herri gauzatu behar duguna. Euskadiren askatasuna lortzeko sortu zen Euzko Alderdi Jeltzalea. Bide honetan jarraitu behar dugu, elkarlanean, herriz herri Aberri.
Nuestro desafío como Nación es la libertad, libertad de vascas y vascos. Libertad para vivir con dignidad, poder elegir y progresar. Libertad para ser. Autogobierno de las personas y Autogobierno como Pueblo. Nuestro futuro como Nación se construye desde los millones de futuros que construye día a día cada vasca y cada vasco.
Garai berri bat bizi dugu. Eredu berriak garatu behar ditugu. Gure eredua ezagutzen duzue, Jaurlaritzaren lehen bi urte hauetan prestatu eta adostu egin dugu. Gure ereduak giza garapena eta hazkunde iraunkorra uztartzen ditu. Pertsona da gure eginkizunaren oinarria eta xedea: pertsona helburu. Bi urte hauetan gure konpromisoa bete dugu:
-Zorroztasuna eta kudeaketa ekonomiko garbia. Bete egin dugu.
-Ekonomia berpizteko eta Enplegua sortzeko Programa adostu eta onartu. Bete egin dugu.
Emaitzak iristen hasi dira. Poliki poliki, baina sendo. Euskal ekonomiaren norabidea zuzena da. Lehengo urtean, hazkundea bueltatu zen Euskadira eta enplegu berri garbiak sortu ziren.  Zazpi urte ondoren egoerari buelta ematen hastea lortu dugu. Eusko Jaurlaritzak lehen fase bat bete du. Badakit oraindik ez dela nahikoa, gehiago egiten jarraitu behar dugula. Badakit lortutako elkarlanaren fruitua izan dela. Baina gaur, gauza bat esaten utziko didazue: egunean egunean lanean ari diren Jaurlaritzako lan talde guztiei beraien konpromisoa eta ekarpena eskertu nahi diet. Apaltasun osoz, harro nago hainbat eta hainbat pertsonek lortu dutenaz. Konfindantza osoa dut hazkunde bide honetan aurrera egiten jarraituko dugunaz. Hau da gure betiko eredua: Herriaren aldeko elkarlana eta konpromisoa babestea.
Tenemos un modelo. El modelo vasco de desarrollo humano y crecimiento sostenible. Con valores. Con la persona en el centro de la vida social y económica. Un modelo que, pese a todas las dificultades y circunstancias, garantiza una Sanidad pública y universal, garantiza la protección social para las personas que peor lo están pasando. Llevamos 25 años de solidaridad. No la vamos a quebrar. Reivindicamos nuestro modelo de justicia social. Una Euskadi solidaria que no quiere dejar a nadie atrás. Es un orgullo de País. Tenemos un modelo que garantiza lo esencial en una sociedad que quiere progresar: Educación pública y universal; Universidad de calidad, Formación Profesional orientada al empleo; apoyo a las personas emprendedoras, impulso a los nuevos sectores económicos. Un modelo que apoya a la empresa, que entiende la empresa como un proyecto común. Tenemos un modelo que ha sentado las bases de la recuperación y debemos extender. Extender tres valores que constituyen el “modelo PNV”: Humanismo, Esfuerzo, Identidad. Con estos valores y nuestro “compromiso Euskadi” hemos avanzado estos 150 años. Con estos valores y nuestro compromiso seremos capaces de construir una Euskadi dueña de su propio destino.
Gure ardatza pertsonak dira, justizia soziala. Alderdi humanista gara. Gizarte justu bat nahi dugu guztiontzat: elkarri begietara begiratu eta duintasuna ikusteko, aurrean dugun horrengan, eta gugan ere bai. Horrek gure helburua izateari uzten badio, gureak egin du, Alderdi bezala, eta Herri bezala. Humanismoa, Ahalegia eta Identitatea. Horrek definitzen du Eusko Alderdi Jeltzalea.
Nuestro modelo es justicia social, crecimiento equilibrado y oportunidades de empleo, también para la juventud, integración y convivencia. El modelo de la Europa social de bienestar. Estoy orgulloso de Euskadi.  No solo de su pasado. No solo de su futuro. Orgulloso del presente de nuestro País. De la empresa competitiva y exportadora que tenemos. De la capacidad de innovación y de internacionalización. De la Educación. La Universidad. El sistema de salud. Orgulloso porque somos un País solidario. Cohesionado. Orgulloso del Euskera y la vitalidad cultural. Orgulloso de nuestras instituciones. No estamos todo lo bien que aspiramos. Pero la botella está más llena que vacía. Estamos saliendo de la crisis y lo estamos haciendo juntos. Con fuerza. Quiero más Euskadi. Desde esta Euskadi. La que nos legaron quienes nos precedieron y hemos construido estos treinta y cinco años en un proceso gradual de institucionalización. Preservando, consolidando y adecuando lo que tenemos. Y mañana más. Más Euskadi. Hacer. Y crecer.
El día 24 de mayo tenemos la oportunidad de extender este modelo.  Hoy nos acompañan cientos de personas que han dado el paso del compromiso. El paso para representar a su Pueblo en el Ayuntamiento, Juntas Generales o Parlamento de Navarra. Agradezco el paso que habéis dado, como todos los pasos dados por quienes nos han antecedido. Nuestro camino está marcado: juntos vamos a reactivar una Euskadi social y de progreso. La Euskadi por la que siempre ha trabajado el Partido Nacionalista Vasco. Una Euskadi libre de personas libres.
Izen asko aipatu daitezke gaurkoan. Pertsona askok asko eman dute eta orain belaunaldi berriei bidea irekitzen diete. Ur berria iturri zaharretik. Izen asko aipatu daitezke. Bat aipatuko dut, aitzindaria, Eusko Alderdi Jeltzalea sortu zuena: Sabino Arana Goiri. Bere bideari ekiten diogu. Zortzi aste barru Hauteskundeak. Bidean aurrera egiteko aukera: Bizkaian eutsi eta Araban, Gipuzkoan eta Nafarroan berebiziko aukera aldatzeko eta hobetzeko. Zortzi asteko lana. Inoiz baino gehiago: herriz herri Aberri.
En este camino el Gobierno Vasco no ha estado solo en ningún momento. Os hemos tenido cerca. El pasado año hablé de Planes en marcha. Este año hablo de resultados. Hemos conseguido superar la recesión. El pasado año crecimos el 1,2% y este esperamos el 2,3%. Ha crecido la industria, motor de Euskadi. Hemos tenido buenas noticias con los Astilleros, que superan el “tax lease”, con Fagor que reemprende su marcha. Buenas noticias en Máquina herramienta, Energía o Automoción. Nuevas inversiones y Centros tecnológicos. Buenas noticias: crecen las exportaciones, récord histórico con más de 22.000 millones. Ha crecido la llegada de turistas. Récord histórico. La economía vasca despierta, se reactiva. Resultados: el pasado año empleo neto por primera vez desde el inicio de la crisis. Este año se va a crear más. No vamos a parar, tenemos que seguir llenando la botella. Nuevos sectores económicos, más innovación. Más ayuda a la creación de empresas. Apertura de nuevos mercados. Más exportación. Dijimos la verdad: 2013 y 2014 han sido duros. Volvemos a decir la verdad: estamos saliendo, en 2015 y 2016 vamos a crecer. Vamos a conseguir lo que nos proponemos: dos años de confianza, inversión, consumo, crecimiento y creación de empleo. Euskadi hazi arazi.
Gure eredua elkarrekin eta elkarlanean garatu dugu. Zuek denok gurekin izan zarete, baita gizartea ere. Baikortasunez diharduen gizartea, ikuspegi positiboa eta eraikitzailea eskaintzen duenak. Bidelagun asko ditugu Euskadiren interesen defentsan. Eusko Jaurlaritza ez da inoiz bakarrik izan.  Zuek denok gurekin zaudetelako.
Vivimos un momento de cambio. En el Estado y Europa, pero nos ocupa Euskadi. Oportunidad para dar pasos en Desarrollo y crecimiento inteligente en el contexto europeo. Tiempo para crecer de manera integral. Seguiremos trabajando las propuestas del Plan de Paz y Convivencia, desde un fundamento radicalmente ético y acorde al sentir social mayoritario. Tiempo para crecer en Autogobierno y transitar de un fallido Estado de las Autonomías a una Europa de Estados plurinacionales, que reconozca la diversidad y la pluralidad. Todas las ideas son libres y aquí tenemos un Gobierno Vasco que aspira a la libertad de la persona y a la libertad colectiva. Un Gobierno que trabaja para mejorar el bienestar con el Autogobierno y la institucionalización progresiva. Un Gobierno que trabaja para alcanzar un Acuerdo interno y pactar un "Nuevo Estatus Político" que, desde la ratificación social de sus acuerdos institucionales, reconozca la Nación Vasca y permita que este Pueblo siga creciendo y progresando. Esta es nuestra “hoja de ruta” completa.
Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más deprisa que los demás o ir por el buen camino. Trabajando juntos, herriz herri, contribuimos a que Euskadi siga avanzando por el buen camino. Como Lehendakari siento el orgullo de un País que sabe resistir, comprender y arrimar el hombro. Ahora siento la responsabilidad de trasladar la mejora general de la economía a las familias, empresas, cooperativas, profesionales autónomos y a la juventud. Trasladar la mejora a quienes se han esforzado y, en el futuro próximo, deben recibir la recompensa del trabajo bien hecho. Esta es la confianza que tengo. Máxima confianza en los hombres y mujeres de este Pueblo. Vamos a mirar adelante en positivo. Vamos a crecer como País, con confianza e ilusión.
Termino. El Pueblo Vasco celebra Aberri Eguna. En Bizkaia, Gizpuzkoa, Araba, Nafarroa, Iparralde y en cientos de lugares de todo el mundo. Vamos a seguir celebrando y vamos a seguir trabajando. En dos meses tenemos la oportunidad de cambiar a mejor desde la base, con el modelo que proponemos, con las personas comprometidas con el proyecto del Partido Nacionalista Vasco. Dos meses de trabajo y militancia, de presentar nuestras propuestas. Nuestro compromiso sigue vivo, seguir creciendo, hacer realidad nuestra misión: Euskotarren Aberria Euskadi da.
Jarraitu dezagun bidea egiten. Aberria eraikitzen. Herriz herri Aberri.
Gora Euskadi Askatuta!
 ___________________________________________________________________


Herriz herri, Aberri!


______________  Renovamos un año más nuestro llamamiento y compromiso con la ciudadanía de Euskadi, hoy, Aberri Eguna, Día de la Patria. Aberri Eguna ha sido y continúa siendo la expresión de un anhelo no alcanzado, el símbolo de la lucha y el empeño de los hombres y mujeres que nos declaramos abertzales por alcanzar nuestro reconocimiento y expresión como la nación que somos, sustentada sobre los valores comunes de lengua, de cultura, de tradición, de historia… y de trayectoria política. Porque nosotros, nosotras, somos además de abertzales, jelkides, jeltzales, somos una comunidad, somos Eusko Alderdi Jeltzalea.
Un partido que viene luchando desde su fundación por un proyecto político que sitúe al pueblo vasco como una nación más del mapa de naciones europeas, reivindicando para ello el respeto a la voluntad de su ciudadanía para que, fruto de la misma y en el marco del principio internacional del derecho a la libre autodeterminación de los pueblos, Euskadi conquiste su plena soberanía, es nuestro empeño, nuestra meta, nuestra razón de ser y nuestro objetivo. 
Desde esa reivindicación aún no alcanzada, desde esa meta de normalización nacional que se nos niega, hoy, aquí, como Lehendakari del Partido Nacionalista Vasco en Irun proclamo que no cejaremos en el empeño y en nuestra lucha política hasta que Euskadi alcance su plenitud como nación en Europa. Una reivindicación –Euskadi, nación europea- que, si recordáis, fue la protagonista del Aberri Eguna del año pasado…   
En este Aberri Eguna 2015, sin embargo, en un tiempo político que para los vascos se presenta apasionante, queremos asentar los cimientos para fijar posiciones, pueblo a pueblo, en relación a nuestro crecimiento nacional. La dilatada historia del Partido, su acción política, nos muestra que construir una nación no se improvisa, no se camina para deshacer el camino andado, renunciar al suelo ya edificado es lo que define a quienes no tienen fe ni opciones de futuro… No es nuestro caso, EAJ sabe, porque lo viene haciendo así a lo largo de sus 118 años de historia, que nación se construye día a día, año a año, pueblo a pueblo… éste es nuestro lema hoy, HERRIZ HERRI, ABERRI!!! 
Si… como antes mencionaba, tenemos por delante un tiempo político apasionante… no sólo por la proximidad de unas elecciones, porque todas las elecciones son importantes, pero son especialmente trascendentes cuando, como ahora, se enfrentan a cambios sociales y políticos que han llegado para quedarse, y por el impacto que sus consecuencias pueden tener para el conjunto de la sociedad. Si aspiramos a recuperar el crecimiento y el empleo, si queremos consolidar la paz y abrir un nuevo tiempo de convivencia y respeto, tenemos que fortalecer nuestras instituciones empezando por las más próximas al ciudadano… por eso son trascendentales estas próximas elecciones de mayo… porque nuestros Ayuntamientos, nuestras Diputaciones, son una parte imprescindible para ser cada día, pueblo a pueblo, más nación, más Euskadi. Y también para dar respuesta a las necesidades que demandan de sus políticos nuestros conciudadanos. 
No cabe, por lo tanto, ser pesimistas ni podemos ser arrastrados por la fatalidad. Bien es cierto que nuestro desarrollo ha sufrido un parón como consecuencia de la crisis económica y que muchos de los elementos básicos de crecimiento humano sostenible se han resentido, también en Irun, también afectando a personas de nuestro entorno. Pero si miramos más allá de lo coyuntural, del momento presente por complicado que éste sea,  sabremos identificar que gracias a las herramientas de autogobierno edificadas en estos últimos años hemos sabido resistir mejor que los demás los enormes desafíos a los que nos hemos tenido que enfrentar. Los muros de contención de los servicios básicos del Estado de bienestar que cimentamos gracias a nuestra apuesta por el autogobierno, han resistido no sin dificultades pero con nota. Y ello, a pesar de los limitados recursos públicos y de la envenenada herencia recibida del anterior Gobierno López. Y ello ha sido posible porque el Gobierno del Lehendakari Urkullu lleva la marca del Partido, sus valores, sus principios, donde la acción política debe ser sinónimo de bienestar, de dignidad y de calidad de vida para los ciudadanos, para todos ellos y ellas, sin distinción. Porque así se contribuye a construir Euskadi. También desde Irun. 
Como lo hemos hecho siempre y lo seguiremos haciendo, porque los hombres y mujeres de EAJ somos gente comprometida con nuestro pueblo, comprometidos social y políticamente con sus demandas, con sus proyectos, con su futuro, comprometidos en desarrollar y mejorar la calidad de vida de los y las irundarras, a pesar del empeño de los distintos gobiernos socialistas en esconder, anular e incluso menospreciar el trabajo de nuestros concejales. 
El afán del Partido Socialista de trasladar a la ciudadanía que en Irun solo existe una realidad política a tener en cuenta, la que ellos representan, raya el ridículo… los proyectos desarrollados, los planes aprobados, las iniciativas y propuestas puestas en marcha, sólo existen, según proclaman y buzonean, porque en Irun gobiernan los socialistas… la oposición, las otras formaciones políticas son meras comparsas, no cuentan, no sirven, no son necesarias… no puede haber un discurso más rancio ni una actitud política más excluyente, algo que definitivamente retrata a un partido socialista en caída libre y a un Alcalde en retirad…
Dejémoslo bien claro… Irun no es Irun porque su gobierno es socialista… Irun es Irun porque en él caben, coexisten y se relacionan diferentes realidades y sensibilidades políticas. Y sin duda alguna, EAJ reivindica su espacio, una probada trayectoria de gestión y capacidad en el hacer político y la certeza, la evidencia, de que existen miles de irundarras que confían en nosotros…
Por ello, renovamos en el día de hoy nuestro compromiso, en la recuperación de Irun como un espacio de encuentro y de solidaridad, como una promesa para los más débiles, como un lugar de reconciliación entre lo económico y la justicia social. Como un horizonte de plena igualdad entre hombres y mujeres. Como un espacio de integración para los inmigrantes. Un espacio en el que el euskera, nuestra lengua, sea impulsado y reconocido, motor en nuestras relaciones sociales… En Irun queda mucho por hacer y EAJ, como parte integrante de este pueblo y desde su compromiso político, tiene el deber de responder a todas estas expectativas. Un deber al que nunca hemos dado la espalda y mucho menos lo vamos a hacer ahora. Empeñamos nuestra palabra: somos mujeres y hombres al servicio de Irun, al servicio de las personas, de las familias, de los barrios… Construyendo Euskadi, Euskadi eraikitzen! Herriz Herri, Aberri! 
Y finalmente, un sincero homenaje y reconocimiento a nuestros mayores, especialmente hoy a en Guillermo Aizpurua y Mª Luisa Martiarena, que nos han dejado hace bien poco... defendiendo los valores del Partido, nuestros principios, sin resignarse nunca, superando tiempos de dictadura, de exilio y represión, siempre en pie JELpean... Guillermo, Mª Luisa, Agur eta Ohore! Gracias por vuestro ejemplo y vuestro sacrificio, porque nos habéis sabido trasmitir el sentimiento de pertenencia, nuestra identidad. Porque habéis mantenido viva la llama, el deseo y la esperanza de una Euzkadi definitivamente libre y en paz. Porque vosotros, y lo que representáis, es el mejor legado que podemos dejar a nuestros jóvenes.
Por ellos, por vosotros, por todos los aquí presentes hoy, en Aberri Eguna, desde Irun, con toda la emoción que sea capaz de transmitir os pido que gritéis conmigo… 

GORA EUSKO ALDERDI JELTZALEA!!!  
GORA EUZKADI ASKATUTA!!!! ____________________________________________________
                                                           
 
  

3 de abril de 2015

Herriko taupadak... prozesiyua...

Hondarribia, Viernes Santo... la misma emoción de todos los años, de muchísimos años... 

Un día espectacular el de hoy, sol y frío, esta luz... y lo que no cambia...

La misa de tarde, los apóstoles y sus túnicas de colores, los romanos -Jaungoiko hartzaileak- que irrumpen en la iglesia al finalizar la Eucaristía y custodian el solemne descendimiento de Cristo Crucificado, ese crucifijo imponente, enorme, que parece ocuparlo todo... y comienza la procesión... Una procesión que recorre lentamente y en silencio las calles empedradas y viejas de la vieja Hondarribia, una procesión antigua y sobria, grande porque lo es aunque sea modesta y recogida, y donde la devoción y otras emociones se viven aquí a cara descubierta.
Que no hay costaleros como los hondarribiarras, curtidos hombres de mar que se echan al hombro el misterio de la de Semana Santa con la misma determinación que sus mayores antes. El paso firme y la mirada, más. Veo esos rostros cincelados, que parecen esculpidos por el mismo Dios, como si por ellos no pasara el tiempo y pienso, no sé... que tal vez sea eso lo que ocurre, que el tiempo se detiene y ahí radique la magia, todo el misterio... 
Hondarribia, herriko taupadak...















2 de abril de 2015

Víspera

Recuerdo un escrito de Enrique, lo he de buscar de nuevo en su blog o tal vez en alguna de las columnas del Diario de Cádiz... un escrito en el que hablaba de la condición humana de Jesús y de quienes le clavaron en la cruz... me hizo pensar, o sea, como siempre...
No sé del por qué de esta querencia mía en gestos diversos de la liturgia de la Semana Santa pero sé que no es una mera cuestión de fe en el Crucificado o en su Iglesia, menos aún es únicamente eso. Digo que lo que me mueve a creer no son los dogmas, los mandamientos, el bien y el mal explicados por una Iglesia a la que respeto pero nunca incondicionalmente, no creo que sea Santa ni Madre, ni mía ni de nadie, es una ficción, en muchas ocasiones la impostura hecha ceremonia, el poder más anacrónico, puro negocio... 
Yo creo en las personas, en lo que son capaces de hacer, en lo que hacen, con sus errores y contradicciones, sus miedos, su arrojo, su bondad. Creo que la fe de cada cual, aquello que sólo uno siente, lo que le mueve a creer y que sólo algunos son capaces de explicar con palabras, es absolutamente revolucionaria, el punto de apoyo que el clásico reclamaba capaz de mover el mundo.
Quiero decir que si subo hasta la ermita de San Marcial en Via Crucis cada Viernes Santo muy de mañana, no es porque mi fe cristiana señale imperiosa que es ése el camino, no... es el recuerdo de la ama haciendo lo propio año tras año, el encuentro y la comunión con otros en esa cuesta empinada y serpenteante que en quince estaciones se planta frente a la ermita mágica de mi niñez, el "rompan filas" y posterior almuerzo en la cantina codo con codo con otra gente, hijos todos de este pueblo mío. Me siento en casa, a los míos conmigo y en paz conmigo misma, lo cual no es poca cosa...
Quiero decir que si el silencio y la solemnidad de la procesión de Hondarribi, la liturgia coral en su parroquia, la delicadeza del descendimiento o el suave mecer de la ttopara me resultan sobrecogedores, que si el Domingo de Resurrección y su Eucaristía frente a la amatxo del Juncal me conmueven hasta la lágrima, no es por querencia divina, porque lo que haya, ese misterio, nos pertenece. Lo que digo es que no hay mandamiento de otro que valga, que fueron los míos quienes me enseñaron, desde el respeto a uno mismo y a los demás, a mirar más allá de mitras y misales y me mostraron que si la fe tiene sentido es gracias al humano imperfecto y pecador que las más de las veces no entiende lo que ocurre pero sabe, lo siente así en las entrañas, que la vida merece la pena, que hay que seguir, empujar, siempre adelante... Porque la vida es una constante resurrección, que ni la muerte, aunque sea la del Cristo crucificado, puede con ella.
Viernes Santo... y aunque este año no pueda, ahí estaremos sin estar, acompañando a una humilde cruz de madera, mis mayores, mis recuerdos y yo. 
Y la fe que mueve montañas, según dicen...