21 de septiembre de 2015

Mañana también















Leo que es el día internacional del Alzheimer, ni lo recordaba... Será porque pienso que debería están marcado como tal en todas y cada una de las páginas del calendario. Y de las agendas de tanto político manos-tijeras... 
Tampoco recordaba haberlo escrito, seguramente pensaba en la ama cuando lo hice. Y en ese mundo particular que alguien creó sólo para ella y en el que vivió feliz, ella sí, los últimos años de su vida y que compartimos quienes la quisimos, quienes la queremos... Ella no padecía de Alzheimer, creo, pero qué más da, cuántas patologías hermanas o que se dan la mano, llegan sin avisar y te ciegan igual... No hay otra luz que la paciencia, infinita, y la perseverancia. Ni recetas milagrosas ni misterios insondables, salvo el amor.
Atención, cuidados, compañía... paciencia, coraje, cariño... soledad, impotencia, cercanía... miedos, esperanza... muchas lágrimas, muchas, y alguna sonrisa inolvidable...
Alzheimer, un día...
Por mi ama. Y la vuestra.

Mañana, también...


No hay comentarios: