8 de noviembre de 2015

Amatxo nerea, maite zaitut...

Del árbol de mi vida
caen, una a una, las hojas.
Lo que hoy aún arde
se extinguirá muy pronto.
Vendrá a inclinarse
la madre sobre el niño.
Ver otra vez sus ojos quiero,
su mirada es mi estrella
ya puede todo lo demás borrarse,
todo muere, todo quiere morir.
Sólo la madre eterna queda
la que nos trajo.
Su dedo travieso escribe,
en el aire huido nuestro nombre...
                                    _____________ Hermann HESSE



No podíamos ser más distintas mi ama y yo, como el agua y el aceite, o el día y la noche, el uno y el dos, polos opuestos... cómo pasa el tiempo... hoy hace cinco años que murió...

Hay días en los que ni siquiera el amor puede con esta orfandad, parece mentira... 
Amatxo nerea, maite zaitut.




No hay comentarios: