23 de marzo de 2010

Palestina vive



Que Jerusalem es mía, dice Israel, muerte a Palestina; el Sahara es marroquí y en nombre de un dictador se tortura impunemente a hombres y mujeres indefensos; cada quince segundos muere un niño de sed, o de hambre; Africa negra, Cuba dormida, Haiti olvidada. Y suma y sigue.
Allá, allá lejos, donde habite el olvido, que diría Cernuda. Un poema de amor que se vuelve negra sombra. Que hay días en los que, mejor, ni pensar...

No hay comentarios: