7 de octubre de 2015

Zin dagit
















Discurso de Jose Antonio Agirre y Lekube.
Lehendakaria.
GERNIKA, 7 octubre 1936.

______ Contestación al Discurso de proclamación de Presidente pronunciado por el representante de la República Española_______

       "Quiero en primer término rendir, en estas primeras palabras, un homenaje a esta histórica Casa de Juntas vasca que es para nosotros algo así como el templo de la democracia y de la justicia. Por eso he de prometer solemnemente, el cargo que me ha sido conferido, a la usanza tradicional vasca, ante el histórico Árbol de Gernica, que ha de fecundar el régimen de libertad que alborea en Euzkadi. (Una gran ovación interrumpe al orador en este momento. Se dan vivas entusiastas a Euzkadi).

Antes de prestar el juramento (…) quiero señalaros a todos, absolutamente a todos, mi más sincera gratitud en nombre del pueblo, porque en nombre mío sería cosa mezquina y pequeña, advirtiéndoos que ya para este momento el presidente del Gobierno provisional vasco trae, de común acuerdo con los partidos que defienden la libertad, la lista del Gobierno, lista hecha en medio de una lealtad y una generosidad por parte de todos los partidos de nuestro querido pueblo, que yo quiero proclamar ante todos vosotros como un ejemplo de la más limpia ejecutoria que se puede traer en momentos tan solemnes como éstos, lealtad que me hizo llorar de emoción cuando oí, en boca de los representantes de los partidos que integran este Gobierno, que nace con fe y con esperanza vivísima en la victoria, cuando oí invocar mi nombre. Pequeño, pero con una lealtad y una generosidad que yo os aseguro, compatriotas que me estáis escuchando, que este Gobierno nace con una fuerza moral formidable y, lo que es más precioso aún, con una fraternidad entre los hombres que lo han de componer, que será hoy un galardón para el futuro y es ya, desde hoy, la prenda más segura del éxito.

Nace este Gobierno para gobernar, para imponer inflexiblemente la ley y para conseguir la victoria. Al Cuerpo Consular aquí representado yo le suplico, en nombre de mis compañeros y en el mío, que lleve a los países que tan dignamente representa, la voz de un Gobierno que surge del pueblo y que responde a las instituciones democráticas seculares de este país. No tenéis sino que contemplar los cuadros que adornan este salón histórico para convenceros de que es así. Llevadles, señores cónsules, la convicción de que por acusado que sea el avance social, por acusada que sea la intervención popular en la cosa pública, ello no debe ser confundido con la ordinariez y el desorden, porque son cosas distintas.

Venimos a implantar y mantener un orden no ya sólo en beneficio de los naturales del país, sino también para ser respetado, en beneficio de los pueblos que vosotros, señores diplomáticos, representáis. Al mismo tiempo llevadles el saludo cordial del Gobierno vasco, nacido del pueblo, y decidles que con todos ellos queremos vivir en buenas relaciones. (Nueva ovación)

Quiero ser hoy corto en palabras. Quiero ir ahora mismo a prestar juramento ante el árbol histórico, y lo haré como creyente, como magistrado de este pueblo y como vasco. Yo sé que este triple juramento aún los no creyentes lo respetaréis, porque aunque el Gobierno que se ha constituido está integrado por hombres de distintas ideologías, estamos todos hermanados por una labor de gobierno fijada en un programa de común acuerdo redactado, sin vacilaciones, sin titubeos, con el corazón en la mano. Tengo la seguridad de que en este juramento mío, váis a ver todos mi lealtad, mi fidelidad al mandato recibido en beneficio de mis compañeros de Gobierno y en beneficio de todos vosotros.

Agradezco en el alma esta manifestación cordial y jubilosa que me llega al corazón, y después de este testimonio obligado de agradecimiento, vayamos ahí afuera, bajo el árbol tradicional, y renovando la tradición, rota por los ascendientes de los que hoy nos combaten en el campo de batalla, rota por los monarcas felones, volvamos en estos momentos, en que triunfan la democracia y la libertad, a quitar las telarañas al árbol prestando nuestro juramento, a reanudar una vida de libertad, de justicia y de democracia."
(Nuevas y estruendosas ovaciones)



Jaingoikoaren aurrean apalik,
Eusko-Lur gainean zuturik,
asaben gomutaz,
Gernikako Zuhaizpean,
herri ordezkarion aintzinean,
nere agindua ondo betetzea
zin dagit...


No hay comentarios: