27 de noviembre de 2015

... lo que no tiene discusión.

Acaba de llegar... y lo ha hecho sin hacer ruido, como si llegara a casa o arribara a puerto, todavía huele a mar de otra bahía, esta íntima sensación... la vida debiera ser tal que así...
Será que la literatura es el puente perfecto para acortar distancias o será que las emociones no se discuten. Pero hay que saber contar lo que no tiene discusión.

Enrique Montiel, mi querido Enrique...
Gracias, gracias, gracias...























... Pero ya lo sé, lo vengo sabiendo desde ese momento desconocido que no coincide con un día ni un instante, ni siquiera con un tiempo, porque fue imperceptible y misterioso, como suelen robar los ladrones, como llega la muerte, como brota la flor...

1 comentario:

Anónimo dijo...

pues felicidades,yo lo he recibido tambien