19 de septiembre de 2010

Ana

Mi amiga Ana, mi hermana, va siempre un paso por delante de mi. Seguro que nació unos meses antes que yo sólo por entrar en la década prodigiosa de los cincuenta con ventaja, impetuosa ella… 

Ana es mi otro yo, la que no soy pero siempre va conmigo, la horma contraria y confidente de mi zapato. Me conoce como nadie y siempre está, para lo que sea que toque, y han tocado unas cuantas y de todos los colores. Me vuelve loca, me reta, me riñe, me desespera, me escribe, me cuenta y me fabula, me cuida y me reconforta. Y me quiere. Ana pone siempre mis yo más íntimos del revés y eso es el cielo de la amistad. Que ha hecho de mi vida, cruce de caminos, un lugar privilegiado por poder contar con ella, hace tanto tiempo ya que me parece hasta mentira. 





Querer y que te quieran, Ana maitia, no hay otro misterio. Y yo te quiero con todo mi corazón, bendita seas... 


ZORIONAK!!!!!!

No hay comentarios: